Por primera vez la marca de la distribución cedió cuota de mercado, según la última edición del informe “Nielsen 360”. En concreto, en 2016 cayó 0,2 décimas, con una representación del 39,5% de las ventas totales. De esta manera, se pone fin a un crecimiento sostenido que en los últimos diez años se aceleró, aumentando en ese tiempo su participación en 13 puntos porcentuales.

La marca de la distribución deja de ganar cuota de mercado

Una de las razones de ese estancamiento, según el  informe, es la intensa actividad promocional de las marcas del fabricante en el punto de venta, de tal modo que casi el 30% de sus ventas son en promoción, muy por encima de la media que se sitúa en el 21,5%.Este análisis también destaca que en plena recuperación económica, los españoles al hacer la compra muestran un vigor que no se veía en ocho años, ya que el gran consumo creció un 2,7% en 2016, hasta los 73.000 millones de euros.

Más congelado en la cesta

Dentro de las categorías de la cesta de la compra, el congelado fue uno de los grandes triunfadores el año pasado, con un aumento del 3,2% en las ventas. Estos productos incluso bajaron ligeramente de precio en ese período (un -0,4%), lo que ayudó a que el consumidor llenara más la bolsa del congelado.

De hecho, una de las claves del pasado ejercicio fue el trasvase de consumo de pescado fresco a congelado. Esto se debe a que los productos del mar se encarecieron nada menos que un 5,4%, lo que redujo su presencia en la cesta. No obstante, conviene recordar que un 30% está predispuesto a hacer un esfuerzo para llevarse un pescado de primera a casa.

A su vez, el mercado de gran consumo tuvo otros dos grandes triunfadores más durante el año: la fruta y la verdura. La primera creció un 8,6%; mientras que la segunda mejoró sus ventas un 4,5%. Lo destacado en ambos casos es que se encarecieron en torno al 2-2,5%, por lo que a pesar de costar más, el consumidor no los borró de su cada vez más saludable lista de la compra.

En cuanto a la red de tiendas, la superficie comercial no dejó de crecer el año pasado y hay un 2% más de sala de venta en la gran distribución. Sin embargo, si miramos más atrás, a 2008, el crecimiento fue del 16% aunque la rentabilidad por metro cuadrado cayó un 4% desde entonces.En cuanto a formatos, el más dinámico fue de nuevo el supermercado pequeño o de proximidad, que aumentó de forma neta en 154 puntos de venta hasta un total de 9.390. También destacó el supermercado grande, que tiene un 4% más de metros cuadrados en conjunto, creciendo más que ninguno.

La hostelería, de la recuperación al vigor

Si la recuperación de la cesta de la compra está más que consolidada, la hostelería se apunta otro tanto. En concreto, el consumo de bebidas fuera del hogar creció un 6%, impulsado principalmente por las cervezas (+7%).

Y en general prácticamente todas las bebidas alcohólicas de baja graduación crecieron en dobles dígitos, destacando los vinos con y sin DO y la vuelta de un clásico, el vermut. Son bebidas todas ellas más de consumo diurno que nocturno, reflejando la tendencia creciente de los españoles a salir más por el día que por la noche.

No obstante, el alcohol de alta graduación también creció, un 6,9%, pero también muy vinculado a hábitos diurnos (como por ejemplo el ‘afterwork’). Aquí la ginebra sigue siendo protagonista (+10,3%), innovando además en formatos como el medio ‘gin tonic’, mientras un clásico, el whisky, recuperó posiciones y creció por encima del 3%.

Y para los abstemios, agua y refrescos de cola son los que más venden, pero hay dos productos que sobresalieron el año pasado: la tónica, impulsada por el ‘gin tonic’ y que creció un 6,1%; y el ‘bitter’, que volvió a poner color en las mesas con un incremento del 8,5%.

Acceder al informe